Ir al contenido principal

Así se promueve la cultura

No toda la ciudadanía entiende que parte del dinero público se destine a fomentar la cultura. Para empezar, aunque algunos pensamos que es mejor llenar el espíritu que el estómago, por suerte o por desgracia somos minoría. La sanidad y la educación, el orden público y la justicia, y, quizá antes aún, el sustento y la vivienda, siempre tendrán prioridad en los presupuestos.

A esto se añade la problemática sobre el modo en que los poderes públicos deben invertir el dinero de todos en el ámbito cultural. ¿Deben priorizarse las manifestaciones que puedan generar beneficios, las que afecten al patrimonio o al turismo, o por el contrario las que sean deficitarias por definición? ¿Qué ramas de la cultura deben atenderse antes, los largometrajes con presupuestos millonarios que nunca serán rentables en taquilla, o el más modesto fomento de la escritura para el que solo se necesita un boli y papel? ¿Es arte cualquier graffiti urbano de cualquier encapuchado con un spray en mano? O, desde otro punto de vista, ¿será ecuánime el poder al financiar a los creadores, o favorecerá a aquellos que más comulguen con su ideología, o se comprometan a difundirla? ¿O recibirá más cuartos el creador si es del mismo pueblo del director general de turno?

En fin, esta es una cuestión con bastantes puntos de debate. Pero no querría ir tan lejos hoy. El hecho es que existe un Ministerio de Cultura, y, a nivel autonómico, consejerías del ramo. Es decir, está previsto que una parte del dinero público y del personal funcionario se dediquen a fomentar la cultura. No estoy en condiciones de analizar el grado de adecuación de tales instituciones respecto a su misión. Pero siempre puedo contar una pequeña historia particular, la que pasa ante mi vista.

Pues bien, se trata de una reciente experiencia de la iniciativa que coordino desde hace un cuarto de siglo, la revista literaria Fábula. Creo que quien la conozca sabe que es un canal notable para fomentar la cultura literaria, y, en un segundo plano, también la artística y fotográfica. Por Fábula han pasado miles de creadores, jóvenes y maduros, nacionales e internacionales, desconocidos y consagrados. Algunos incluso han iniciado una carrera literaria desde nuestras páginas. Además, lo hacemos con un presupuesto mínimo, ya que el grueso del trabajo lo realizamos un puñado de voluntarios entusiastas sin percibir emolumentos. O sea, es un ejemplo de algo que los poderes públicos volcados en la cultura deberían apoyar. 

Es obvio que el confinamiento ha bloqueado los actos culturales colectivos, y en concreto ha retrasado el lanzamiento del número 46 de Fábula previsto para la primavera. Pero, después de mucho pensarlo, entendemos que hay que recuperar la normalidad y nos hemos animado, así que haremos la presentación el jueves 23 de julio en Logroño, apadrinados por el último Premio Nacional de las Letras, Bernardo Atxaga. Para perder el miedo a vernos las caras queremos hacer el acto al aire libre, con distancia por medio y el cielo sobre nuestras cabezas. Con este fin nos propusimos solicitar el patio de la llamada “Bene”, sede de varios edificios administrativos, entre ellos la Dirección de Cultura, un rincón propicio donde en el pasado se han celebrado eventos culturales multitudinarios. 

Siempre que hemos presentado Fábula nos han cedido gratuitamente el espacio, bien el Centro Ibercaja, el Ateneo Riojano, o la librería Santos Ochoa, en coherencia con los fines desinteresados de la iniciativa. Pero esta vez nos informaron de que ahora los edificios públicos riojanos no se ceden, se alquilan, aunque nuestra fuente aseguró que sería una cantidad simbólica. Al fin y al cabo, qué otro fin puede tener una dirección de cultura que fomentar la cultura. Bueno, pues emprendimos las gestiones. Tardamos más de un mes en encontrar al interlocutor válido (el teletrabajo, como la etimología sugiere, puede estar muy “lejos”), y para recibir respuesta tuvimos que insistir. Por fin se nos ha contestado que, si queremos presentar Fábula, una revista de ámbito internacional hecha desde La Rioja en un espacio del Gobierno de La Rioja, e invitando al último Premio Nacional de las Letras, debíamos pagar 700 €, contratar un seguro de responsabilidad civil, y presentar un informe de la Agencia Tributaria.  Sencillo, ¿no?

A día de hoy creo que vamos a declinar la generosa oferta. Pero da un poco de pena, ¿no?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dos microrrelatos aumentados

En su extraordinaria intervención en el pasado taller de crítica y creación literarias, Leticia Bustamante nos dio una lección sobre los diferentes tipos de microrrelatos aumentados, entre los cuales se hallaban los inspirados por/ complementados por/ ininiteligibles sin/  una imagen.

Sesiones como aquella te amplían enormemente los horizontes, y aprendes que el microrrelato puede surgir de donde menos te lo esperas. Confieso que no he practicado demasiado tal tipo de narración aumentada, pero a veces recuerdo esta amplitud de posibilidades y me veo inclinado a proponer un minitexto asociado a una imagen. Valga este modesto ensayo en el subgénero como iniciación sin la menor pretensión,  salvo la de contar con la benevolencia de mis sufridos lectores.

El primero debe su inspiración a la campaña primavera-verano de Cortefiel.

¿Y DESPUÉS?



–Bueno, preciosa, y después, ¿qué te apetece hacer? [Con la pasta que me llevo gastando, a ver si consigo llevármela al huerto].

–Ay, no sé, la noche e…

¿Cuánto cuesta el procés del procés?

¿Cuánto nos cuesta el procés del procés? Jueces de alto nivel y altos sueldos, fiscales, abogados del Estado, secretarios, ujieres, policías, funcionarios de prisiones, prisiones, transportes, y muchos otros gastos que no quiero ni imaginar. Que doce dirigentes catalanes hayan (presuntamente) incurrido en rebelión, o sedición, nos cuesta a los contribuyentes millones de euros, que, valga el tópico, darían más fruto en áreas como alimentación, vivienda, sanidad o educación.

Pero lo más caro de este juicio no es necesariamente lo económico. Su marcada teatralidad parece servir para difundir la causa independentista dentro y fuera de nuestras fronteras, para cuestionar la justicia española, y animar a que los tribunales europeos la sigan humillando.

Imaginemos que, al concluir, los encausados recibieran las condenas que probablemente merezcan. ¿Las cumplirán, o acaso un magnánimo gobierno abierto al diálogo les acabará indultando? Incluso en este supuesto, la condena merecida no habrá he…

Mi Greene en RTVE, El País, The Times, Daily Mail...

Esta semana quiero compartir con vosotros mi satisfacción por la publicidad nacional e internacional que acaba de recibir mi libro sobre los viajes de Graham Greene por España. Ha merecido toda una página en El País (13 mayo), otra en The Times, Daily Mail y Daily Mirror (14 mayo) y un minuto en el telediario de La 1 de RTVE (14 mayo). A esto hay que añadir lo que se publicó unas semanas atrás, que relacioné en esta entrada.

Espero no aburriros, queridos amigos, lectores y voyeurs, con estos recuentos periódicos, pero por favor entended que este libro me ha llevado siete años de trabajo, así que es lógico que me alegre de que tenga cierta repercusión. Además, por si no lo sabíais (o no habíais leído mi entrada sobre la enfermedad del escritor), el autor en posparto es una criatura sumamente delicada que requiere de todo vuestro cariño y comprensión.

Así que, si queréis ejercitar estas virtudes, me presto voluntario.


ESTOS SON LOS ÚLTIMOS ENLACES

Telediario 14/5/2020, 21:00, La 1, RTVE “G…