Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2020

MASCARILLAS MÁS CARILLAS

Un buen día de esta semana, algún sabio de los que nos gobiernan decidió que era necesario que toda la ciudadanía llevara mascarilla, y zas, al día siguiente se publicó el decreto, y zas, al día siguiente se implantó la medida. Una vez más, hemos dado un ejemplo al mundo de solidaridad y de docilidad a la buena guía de nuestros próceres. Estos no pueden quejarse. Si mañana resultara conveniente que todos llevemos buzo color butano, o que solo hagamos una comida al día, seguro que la ciudadanía se apresurará a acatar la medida con el mismo entusiasmo.


Como en muchas otras ocasiones, pronto el mundo de la moda ha hecho de la necesidad (con “-si-”), virtud. Y así, las grandes y pequeñas marcas han empezado a lanzar todo tipo de modelos, lisos y estampados, discretos y llamativos, a cuadros y a lunares, retro, góticos y deportivos, artesanales, con lentejuelas… El virus nos hace a todos iguales, sí, pero algunos siempre han sido más iguales que otros. Parece ser que la mascarilla masculin…

Mi Greene en RTVE, El País, The Times, Daily Mail...

Esta semana quiero compartir con vosotros mi satisfacción por la publicidad nacional e internacional que acaba de recibir mi libro sobre los viajes de Graham Greene por España. Ha merecido toda una página en El País (13 mayo), otra en The Times, Daily Mail y Daily Mirror (14 mayo) y un minuto en el telediario de La 1 de RTVE (14 mayo). A esto hay que añadir lo que se publicó unas semanas atrás, que relacioné en esta entrada.

Espero no aburriros, queridos amigos, lectores y voyeurs, con estos recuentos periódicos, pero por favor entended que este libro me ha llevado siete años de trabajo, así que es lógico que me alegre de que tenga cierta repercusión. Además, por si no lo sabíais (o no habíais leído mi entrada sobre la enfermedad del escritor), el autor en posparto es una criatura sumamente delicada que requiere de todo vuestro cariño y comprensión.

Así que, si queréis ejercitar estas virtudes, me presto voluntario.


ESTOS SON LOS ÚLTIMOS ENLACES

Telediario 14/5/2020, 21:00, La 1, RTVE “G…

"La casa de papel", thriller antisistema

Uno de los frutos (espero que no el más granado) de mi confinamiento ha sido ver las temporadas 3 y 4 de “La casa de papel”, la serie revelación de Netflix. Por supuesto, es un orgullo patrio que una serie española se coloque a la cabeza de las cuotas de audiencia y adquiera semejante proyección mundial (la serie de habla no inglesa más vista de la cadena, Emmy Internacional 2018, etc.). El guion es ágil, la acción trepidante, los personajes atractivos, y la parte técnica, que ya era buena en las dos primeras temporadas, ha mejorado substancialmente gracias a la inyección de presupuesto de Netflix. Un producto excelente, vamos. ¿Y algún pero? (¡cómo me conocéis!). Quizá uno, que impregna toda la serie y que se podría aplicar a cierto número de producciones españolas de éxito: tras la historia apasionante se esconde una moralina, una forma más o menos sutil de conducir la trama y personajes para sugerir al espectador la correcta interpretación.



La primera manipulación emocional se lleva…

Chivatos y rigoristas

Es obvio que en circunstancias de crisis se pone de manifiesto lo mejor y lo peor de esta criatura bípeda e implume que es el ser humano. Y la crisis del Covid-19, hoy en proceso de desescalada (esperemos), no es una excepción. Así, nunca se exagerará la edificante y heroica entrega del personal sanitario y del orden, o el trabajo insustituible de transportistas, mayoristas, personal de alimentación y farmacia y de otras necesidades básicas (me niego a incluir entre estas la venta de tabaco).
Pero, al igual que en las guerras y otras catástrofes, también en estos casos puede salir el peor yo de la persona, una faceta más sombría del fenómeno. No me refiero aquí a la (presuntamente) deficiente previsión u organización de las medidas para combatir la crisis, de la que ya tendremos tiempo en su caso de hablar. Hoy me detengo en las mezquindades de las personas pequeñas, sin poder o con muy poco, a quienes la crisis inspira para sacar su yo chivato, envidioso o de injustificado rigorismo.