Ir al contenido principal

Entradas

Eutanasia a los 71

A diferencia de Orwell en su 1984, en mi distopía en clave de humor (es un decir) titulada Solo yo me salvo tuve el acierto de no indicar la fecha en la que el futuro llegaría a ser presente. Por suerte (es otro decir), da la impresión de que tal proceso se adelantará un poco más de lo previsto. Ideada en 1998, terminada en 2006 y publicada en 2011, la novelita ya ha visto cumplidas algunas de sus intuiciones, y anticipó invenciones que, por desgracia, no llegué a patentar en su momento.
Una que aún no ha llegado es el derecho y deber de eutanasia reglamentaria a los 71 años- Así lo explica una de las criaturas de ficción del relato al protagonista, anciano nonagenario:
Según me comunicaron del Ministerio de Dignidad, resulta que por error en los censos de hace unos años se traspantallaron tus datos personales, y no se te pudo aplicar el derecho a la eutanasia cuando cumpliste los setenta y uno. No me explico cómo aún se pueden producir tales errores en un estado moderno, y te pido sinc…
Entradas recientes

Todo viaje es traicionero

Hace tiempo desde la última vez que colgué un poema en este blog. Y además, no suelen ser inéditos, debido a lo poco prolífica que es mi faceta poética. Sin embargo, en un plazo no escandalosamente largo tengo intención de escribir un poemario con cierta unidad de tono y materia, del que hoy quería ofrecer a mis lectores del blog una primicia. Los poemas tendrán como eje un viaje muy especial, y el que aquí transcribo representa la víspera. Espero que os guste.



I

Todo viaje es traicionero.

Al afrontar la partida de mañana
sabemos que hay un punto de reniego;
dejamos a los nuestros en sus camas
mientras planificamos la infracción
del orden y el destino con sus treguas.

Me voy, pero se quedan mis cristales,
las sombras arrumbadas de mis noches.
No cabe en mi equipaje la rutina
que nos salva, mas al verme enmaletar la ristra
de estrellas de coral y calcetines,
ya sabe que no hay sitio para ella.
Por tanto, ronronea entre mis piernas,
se estira sobre el mueble que contempla
el lento devaneo del reloj.
Al …

La poesía completa de Miguel d'Ors

Desde hace algún tiempo la editorial Renacimiento, un referente indiscutible de la poesía en castellano, viene publicando cuidadas ediciones de obras completas de poetas consagrados (o no tanto) que suponen una especie de punto y aparte en las trayectorias de los respectivos autores. Esta vez le ha llegado el turno a Miguel d’Ors, tras cincuenta años de creación poética que le ha encumbrado como maestro del verso y le ha ganado millones de lectores, un puñado de imitadores, y (que de todo hay en la viña del Señor) uno o dos críticos.

Yo, aunque me cuento entre el primer colectivo, me confieso incapaz de analizar en estas pocas líneas la trayectoria de este maestro a lo largo de medio siglo y de más de mil poemas, desde el primerizo poemario Del amor, del olvido (1972), pasando por libros de coleccionista como Canciones, oraciones, panfletos, impoemas, epigramas y ripios…(1990),  hasta el más reciente, Manzanas robadas (2017). Por eso (además de que el sueldo de reseñador es realmente…

¿Y si se bloquea el PIN?

Esta semana se habla en España del llamado “Pin parental”, es decir, se debate sobre si las administraciones públicas reconocen o no el derecho de los progenitores a negarse a que sus hijos reciban charlas obligatorias de sexualidad en el colegio. El gobierno central y los gobiernos autonómicos progresistas manifiestan que los progenitores disidentes no tienen este supuesto derecho, y juran o prometen por su honor que harán lo posible para que no lo puedan ejercer. Incluso alguna ministra se ha desmarcado con declaraciones del tipo de “Los hijos no son de los padres”.

Y, ¿cómo lo veo yo?, me preguntarás. Ah, astuto lector, quieres acorralarme una vez más, ¿verdad? Si digo que reconozco la libertad parental de elegir el modo de transmitir educación sexual me dirás que apoyo iniciativas de la derecha, es decir, de la ultraderecha, y que por tanto no merezco ni el aire que respiro. Si por el contrario apoyo la negativa de los gobiernos de izquierda dirás que menudo liberal de pacotilla e…

Una hora y cinco con Mario

Reproduzco aquí la minicrónica de la visita de Mario Vargas Llosa a Logroño el 23 de octubre de 2019, que me sirvió como inspiración para el editorial del último Fábula número 45, de reciente aparición. 


Ayer por la tarde pasé un buen rato con Mario oyéndole rememorar sus comienzos como escritor, desde su internado en el Colegio Militar Leoncio Prado…
    (Si fuera un poco más vanidoso aún –virtud fundamental para el buen escritor– mantendría en este punto la ambigüedad y seguiría desgranando mis recuerdos de la velada de ayer. Pero, lamentablemente, mi inoportuna conciencia me empuja a reconocer que, aunque es verdad que ayer pasé una grata sesión con el señor Vargas Llosa, también lo hicieron dos centenares de espectadores más, que siguieron entusiasmados el coloquio del premio Nobel con su amigo Pedro Cateriano, expresidente del Consejo de Ministros del Perú, en la sala Príncipe de Vergara del Círculo Logroñés).
     Pues eso, que Mario recordó cómo se había iniciado en el arte de …

Gozosa investidura

Hace unos días participé en un cursillo de formación sobre el componente emotivo en el aula. Entre otras interesantísimas sugerencias se nos animó a evitar los pensamientos negativos y sus perniciosos mecanismos de hipergeneralización, filtrado, maniqueísmo, hiper- o hipocontrol, error del adivino, etc. Pues bien, como práctica personal me he propuesto aplicar el método al primer asunto que me venga a las mientes… Por ejemplo, a la reciente investidura del presidente de España, don Pedro Sánchez. ¿Qué tal me saldrá? Vamos allá.

En primer lugar, es una maravilla que, por fin, tras tantos meses de gobierno provisional, haya salido investido el mejor presidente imaginable: un hombre íntegro, veraz, bien preparado (todo un doctor en Economía), entregado a la causa del bienestar de España y su ciudadanía por encima de todo. Es gozoso que tenga tanta facilidad para hacer amigos y que les haya convencido para apoyar desinteresadamente la mejor gobernabilidad posible del país, incluso aunque …

Propósito de Año Nuevo: No ser nocivos

Ya se sabe: los primeros días de Año Nuevo parece que adquirimos una mayor resolución moral para corregir viejos errores o estados de insatisfacción, y afloran los clásicos propósitos: apuntarse al gimnasio, empezar la dieta definitiva, dejar de fumar, etcétera. Espero no desanimar mucho si recuerdo que según dicen, nueve de cada diez personas desisten de tales resoluciones, aunque siempre podría darse la tesitura de que usted y yo estemos dentro de ese diez por ciento.

En todo caso, y sin pasarme de moralista, me voy a permitir sugerir otro interesante propósito de año nuevo: no ser nocivos. Sí, como suena. Para ser nocivos, para fastidiar la vida al prójimo, no es necesario ser violador, maltratador, o terrorista; cualquiera de nosotros, ciudadanos majetones, podemos ser nocivos. Y mientras un maltratador puede acabar entregándose a la policía atormentado por su desquiciamiento, un majetón nocivo puede no darse ni cuenta de lo que está haciendo.



Así, es nocivo el profesor que suspen…