Ir al contenido principal

Entradas

Para Gema

ÚNICO “Qué suerte, ser pareja de un poeta”, te dijo aquella dama tan ajena —señorona prematura— durante la aburrida cena de un casorio. “Seguro que te ha escrito centenares de poemas amorosos, ¿a que sí?” “Pues no”, le contestaste, entre franca y divertida. Nos reímos. Nos miramos.   Pasaron las horas, volvimos a casa, y en aquella noche de silencios te aferré en mis brazos, y escribí nuestro único poema publicable.   Gracias por estos veintidós años    
Entradas recientes

2 novelas malayas (y II): La fábrica de sedas

  La segunda novela de ámbito malayo que recomiendo es La fábrica de sedas ( The Harmony Silk Factory ), el debut de Tash Aw en 2005, traducida al español en 2016 por Luis Morillo. Uno de los elementos más destacados es su sugerente estructura tripartita, cada una a cargo de un narrador diferente. El primero, Jasper, nos declara que ha dedicado muchos años a investigar el pasado de su difunto padre, el próspero empresario Johnny Lim, del que no tiene duda que fue un delincuente y un mafioso, y a lo largo de su sección aporta testimonios encaminados a demostrarlo. La segunda parte enlaza los diarios de la madre de Jasper, la bella y malograda Snow, durante un periodo muy concreto y al parecer decisivo de su vida, del 24 de septiembre al 15 de noviembre de 1941, y en particular durante un accidentado viaje en el que participaron cinco personajes principales. Uno de estos, Peter, toma la voz en la tercera parte, cuando, ya muy anciano, rememora su amistad con Johnny Lim. Por tanto, la

2 novelas malayas: Madre del arroz

Al socaire de un ocasional interés por Malasia que me entró, a principios de verano me hice con dos novelas recomendadas como representativas del país y su cultura. Aunque no son demasiado recientes, ambas me parecen altamente recomendables, así que les dedicaré sendos comentarios en este foro. Empezaré por Madre del arroz ( The Rice Mother ), primera novela de una escritora revelación anglo-malaya, Rani Manicka. Trata de las vicisitudes de una familia a lo largo de cuatro generaciones, una historia más trágica que cómica relatada sucesivamente por varios narradores, concediendo la prioridad a Lakshmi, la matriarca de la familia aludida en el título, basada según la autora en su propia abuela. Lakshmi procedía de Camboya, pero la casaron siendo aún niña con un viudo mayor que su propia madre, y se instalaron en una modesta casa en la localidad de Kuantan, donde la chica dio a luz a un total de seis hijos muy seguidos. Tras estos comienzos poco prometedores, Lakshmi toma las riendas