Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

HA MUERTO CARLOS PUJOL

El lunes 16 de enero de 2012, Carlos Pujol falleció de un derrame cerebral, y nos dejó a los 75 años de edad, con la discreción con la que vivió. Autor de unos sesenta libros, entre poemarios, ensayos, traducciones y narrativa, Carlos Pujol es un caso difícil de encontrar en la república de las letras. Un amante fiel de la literatura, quien, a pesar de hallarse en el corazón del Planeta (el grupo, la editorial, el premio…), no aprovechó su influencia para figurar o medrar; al contrario, permaneció en un discreto segundo plano, dedicado a la lectura y la escritura, la familia y los amigos. No le interesaba el mundanal ruido, pues acalla la verdadera música; no en vano, “se escribe para oír la música de dentro”, como afirma en sus valiosos Cuadernos de escritura (2009).
Como saben los lectores de este blog, Carlos Pujol presentó mi novela Mientras ella sea clara en Barcelona, el 16 de noviembre de 2011, junto a Manolo Estévez-Saá. Creo que ya entonces se encontraba bastante mal. Inicialm…

HAY COSAS PEORES QUE LA LLUVIA (II): "ERUDITOS"

En este segundo relato del libro, una prestigiosa catedrática de teoría literaria acaba de dar una conferencia, y, en la ronda de preguntas, un hombrecillo del público le hace una cuya respuesta ella desconoce. ¿Admitirlo o recurrir a las trampas del oficio? He ahí el dilema.

 "Eruditos" es uno de los relatos que más he amortizado. Además de estar incluido entre los cinco con los que gané el certamen de Narrativa Joven de La Rioja en 1996 (¡qué tiempos!), y de venir, claro, en HCPQLLl, lo inserté en la primera sección de mi novela Calle Menor, como si fuera obra de uno de los personajes, Domingo G. Calzada, aunque luego parece sospecharse que él a su vez lo ha plagiado de su compañero Millán Ayuso Capuz, que ha su vez quizá lo haya sacado de... ¿un tal Villar?



ERUDITOS
            –Y,  según lo expuesto, la proximitud dialogística no puede ya considerarse rasgo funcional del discurso taxológico, tal como aclara la distinción de Rochester noventa y nueve. Gracias.             L…

HAY COSAS PEORES QUE LA LLUVIA (I): "TODO OBRERO MERECE SUSTENTO"

Mi primer libro de relatos, Hay cosas peores que la lluvia  se publicó en 1998. Ya se encuentra descatalogado, pero este año me gustaría rescatarlo y, si se presta algún editor (¿hay alguno al otro lado de la pantalla?), reeditarlo. De momento, me propongo bajar al blog algunos de los relatos que lo componen, adjuntando las ilustraciones que realizó Alberto V. Grela para la ocasión. Aprovecho para ir haciendo algunos retoques; por ejemplo, en este primero, "Todo obrero merece sustento", he pasado el dinero de pesetas a euros. Me he dado cuenta de que pocas cosas envejecen más un relato que las referencias explícitas al valor monetario.
La contraportada de la edición de Nobel decía que trataba de "gentes pequeñas que engañan, son engañadas o se autoengañan con objeto de disimular un tanto su mediocridad o bien poder sobrellevarla mejor. 
"Como consecuencia, los diversos narradores –niños, madres, pedantes, dementes, esclavos, cámaras de vídeo omniscientes– también pret…

DOS NUEVAS RESEÑAS DE "RENDICIÓN INCONDICIONAL"

RENDICIÓN INCONDICIONAL Rafael Díaz Riera en ACEPRENSA, 21 diciembre 21011 http://www.aceprensa.com/articles/rendicion-incondicional/ (Reproducida con permiso de ACEPRENSA)
Rendición incondicional completa la trilogía bélica más tarde integrada en La espada del honor, formada también por los volúmenes Hombres en armas y Oficiales y caballeros. Como exigencia de la colección “Letras universales”, esta edición cuenta con un oportuno y erudito estudio preliminar de Carlos Vilar Flor, cuya lectura recomiendo vivamente.

Según una laudable costumbre de las novelas que abarcan varios títulos (trilogías, tetralogías, etc.), el último de ellos cierra las tramas secundarias que han quedado abiertas en los anteriores. Así sucede también en esta narración en la que conocemos la evolución final de los miembros de la familia Crouchback y de algunos personajes que se relacionaron con ella más intensamente en los volúmenes precedentes.

La sátira no puede estar ausente en ningún texto narrativo de …