Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

ANDRÉS NEUMAN: LA NECESIDAD DE ESCRIBIR

ANDRÉS NEUMAN: LA NECESIDAD DE ESCRIBIR  En esta época de recortes, los que promovemos actividades literarias tenemos que apurar los recursos, cada vez más escasos. Así, la visita de Andrés Neuman a Logroño el lunes 3 de junio tuvo un doble propósito: clausurar el IV Taller de Crítica y Creación Literarias (de 18.30 a 19.45), y presentar la revista Fábula (de 20.00 pasadillas a 21.30). Andrés hizo esta escala en plena vorágine de giras y presentaciones por España, ilustrando de alguna forma lo agotadora que puede ser la vida del escritor de éxito. La sesión del taller se titulaba, bastante ampliamente, “El escritor y su novela”. Comenzó con la lectura de tres de sus microrrelatos –“La felicidad”, “Estar descalzo” y “Sinopsis del hogar”–, de muy distinto tono, para dar paso después a un coloquio. Este comenzó con una pregunta que, a pesar de venir al hilo de su primer microrrelato, sorprendió a todos: “¿Sabes bailar?”. A lo que, con un sentido del humor del que hizo gala durante toda su…

CUATRO LIBROS Y UN FUNERAL

CUATRO LIBROS Y UN FUNERAL
No hace mucho tuve que abandonar una animada presentación libresca antes de su conclusión para asistir a un funeral. Dejé un salón de actos repleto para entrar en una iglesia también repleta. La abrupta transición entre uno y otro evento empezaba a embrollar mi mente ya fatigada tras una intensa jornada, y por momentos confundía dónde me encontraba exactamente. Cuando un amigo del difunto subió al púlpito a pronunciar un sentido panegírico, no lo distinguía muy bien del amigo-presentador del escritor local, que había hecho lo propio unos minutos atrás. Los rostros de los asistentes al funeral expresaban un apoyo incondicional al protagonista del acto no muy diferente del de los asistentes a la presentación. Mi mente calenturienta empezó a fantasear imaginando que yo no me había movido de ubicación, que eran solo los edificios los que habían metamorfoseado. Finalmente, la hija del difunto, un honrado ciudadano distinguido por muchas virtudes pero no por las l…