Ir al contenido principal

Mucha mucha policía

Una más de las facetas en las que quizá la Nueva (A)normalidad ha empañado la confianza en el prójimo afecta a la relación de la ciudadanía honrada con las fuerzas del orden. En efecto, si antes a los ciudadanos de bien (la mayoría) nunca les intimidaba la presencia de un coche patrulla de la policía, ahora son varios los que me dicen que se desazonan cuando lo ven acercarse. Quizá su mascarilla se ha deslizado bajo la nariz y piensan que les caerá una sanción, o recuerdan amonestaciones, multas o incluso cárcel por salir de noche durante el confinamiento, o por pasarse del kilómetro a la redonda que limitaba las fronteras en las fases intermedias. O quizá, en otro orden de cosas, temen sanciones por llevar una chaqueta en la bandeja trasera del coche, por fumar un cigarrillo en la calle, por lavar el vehículo en lugar público, o incluso (¿será verdad?) por llevar una bandera española. 

Me imagino la cara que se le puede quedar a un honrado  ciudadano que ha salido unos días de viaje, acaso por trabajo, al que recientemente le han caído dos o tres de estas nuevas sanciones, y que, al ir a abrir de nuevo su casa, se da cuenta de que hay un puñado de okupas dentro. Le han cambiado la cerradura hace más de 48 horas, y por tanto la ley considera que ahora es la morada de los ocupantes y se les aplica el derecho de inviolabilidad del domicilio. Si el propietario intenta cortar los suministros básicos y volver a entrar en su vivienda, los okupas podrán denunciarle por allanamiento de morada o coacción. Solo puede recuperar su hogar mediante un proceso judicial; es decir, que tendrá que echarle mucha paciencia y pasar varios meses en la habitación del hotel.

También me viene a la cabeza, al pensar en estos temas, la noticia de esta semana según la cual el Ministerio de Justicia comenzará a tramitar los indultos a los acusados de sedición en Cataluña. No me pueden negar que lo predije, ¿verdad?

O sea, la conclusión es nítida. Si usted ha decidido ser ilegal, no se contente con bagatelas del tres al cuarto. Piense a lo grande (“think big!”). Okupe propiedad privada o cometa sedición. Como dirían los latinos, Audaces fortuna (et justicia) iuvat!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Dos microrrelatos aumentados

En su extraordinaria intervención en el pasado taller de crítica y creación literarias, Leticia Bustamante nos dio una lección sobre los diferentes tipos de microrrelatos aumentados, entre los cuales se hallaban los inspirados por/ complementados por/ ininiteligibles sin/  una imagen.

Sesiones como aquella te amplían enormemente los horizontes, y aprendes que el microrrelato puede surgir de donde menos te lo esperas. Confieso que no he practicado demasiado tal tipo de narración aumentada, pero a veces recuerdo esta amplitud de posibilidades y me veo inclinado a proponer un minitexto asociado a una imagen. Valga este modesto ensayo en el subgénero como iniciación sin la menor pretensión,  salvo la de contar con la benevolencia de mis sufridos lectores.

El primero debe su inspiración a la campaña primavera-verano de Cortefiel.

¿Y DESPUÉS?



–Bueno, preciosa, y después, ¿qué te apetece hacer? [Con la pasta que me llevo gastando, a ver si consigo llevármela al huerto].

–Ay, no sé, la noche e…

¿Cuánto cuesta el procés del procés?

¿Cuánto nos cuesta el procés del procés? Jueces de alto nivel y altos sueldos, fiscales, abogados del Estado, secretarios, ujieres, policías, funcionarios de prisiones, prisiones, transportes, y muchos otros gastos que no quiero ni imaginar. Que doce dirigentes catalanes hayan (presuntamente) incurrido en rebelión, o sedición, nos cuesta a los contribuyentes millones de euros, que, valga el tópico, darían más fruto en áreas como alimentación, vivienda, sanidad o educación.

Pero lo más caro de este juicio no es necesariamente lo económico. Su marcada teatralidad parece servir para difundir la causa independentista dentro y fuera de nuestras fronteras, para cuestionar la justicia española, y animar a que los tribunales europeos la sigan humillando.

Imaginemos que, al concluir, los encausados recibieran las condenas que probablemente merezcan. ¿Las cumplirán, o acaso un magnánimo gobierno abierto al diálogo les acabará indultando? Incluso en este supuesto, la condena merecida no habrá he…

Mi Greene en RTVE, El País, The Times, Daily Mail...

Esta semana quiero compartir con vosotros mi satisfacción por la publicidad nacional e internacional que acaba de recibir mi libro sobre los viajes de Graham Greene por España. Ha merecido toda una página en El País (13 mayo), otra en The Times, Daily Mail y Daily Mirror (14 mayo) y un minuto en el telediario de La 1 de RTVE (14 mayo). A esto hay que añadir lo que se publicó unas semanas atrás, que relacioné en esta entrada.

Espero no aburriros, queridos amigos, lectores y voyeurs, con estos recuentos periódicos, pero por favor entended que este libro me ha llevado siete años de trabajo, así que es lógico que me alegre de que tenga cierta repercusión. Además, por si no lo sabíais (o no habíais leído mi entrada sobre la enfermedad del escritor), el autor en posparto es una criatura sumamente delicada que requiere de todo vuestro cariño y comprensión.

Así que, si queréis ejercitar estas virtudes, me presto voluntario.


ESTOS SON LOS ÚLTIMOS ENLACES

Telediario 14/5/2020, 21:00, La 1, RTVE “G…