Ir al contenido principal

Nueva anormalidad

Un domingo como hoy, hace 14 semanas, escribí una entrada catártica (como casi todo lo que escribo en este blog), para mentalizarme y asumir el horizonte de semanas de confinamiento que se cernía sobre todos. Hoy que termina el estado de alarma (por el momento) supongo que es pertinente dar la bienvenida a la recobrada libertad de movimientos con otra entrada.

En estas semanas, centenares de miles de españoles han perdido a sus seres queridos, muchos prematuramente, y para ellos debe ser el primer recuerdo y adhesión. Después procede el agradecimiento a las decenas de miles de personas que han estado en primera línea de la batalla, arriesgando su salud y seguridad por los demás. Después a los que han trabajado para mantener las necesidades básicas cubiertas, y, finalmente, a todos los que han permanecido en su sitio para no agravar la situación. A todos, infinitas gracias.

Ahora nos espera la “nueva normalidad”, un término algo equívoco y que no oculta muchas incertidumbres del futuro. Todos hemos aprendido mucho en estos meses y hemos tenido ocasión de reflexionar sobre nuestra intrínseca vulnerabilidad. Así, la libertad recuperada no debería ser insensata, y debería escarmentar de la experiencia (como cantaba Antonio Flores) y recordar los diversos peligros que nos acechan. Pero a la vez quizá no siempre el miedo sea el mejor aliado del sentido común. Así, algunas medidas bienintencionadas pueden resultar contraproducentes, como, por ejemplo, la que cierra la mitad de los compartimentos de los inodoros en un baño público y hace que los que están disponibles se usen y se manchen el doble de rápido;  o esa otra medida que cierra las calles alternas de una piscina pública al tiempo que permite hasta tres personas nadando por calle.

Otras medidas puede ser convenientes en la teoría, pero demuestran ser imposibles en la práctica. Lo de que los comercios de textil pongan en cuarentena la ropa que prueban los clientes ocasionales es tan quimérico que propicia la picaresca resultante, que los empleados apilen los artículos probados y descartados, los doblen concienzudamente, y al cabo de una hora los vuelva a colocar en sus perchas y baldas.

A veces se pueden dar paradojas curiosas, como que en ambientes de administración pública se sigue aconsejando el teletrabajo (que en ocasiones deviene teleholganza), incluso en casos en los que los empleados cuentan con despacho individual, mientras que esos mismos reclusos no tienen reparos en pasar la tarde en una terracita echando risas y cañas con los amigos.

Termino con la descripción de una foto que he contemplado recientemente, y que espero que no sea un símbolo de lo que nos espera: un cumpleaños de una niña en las que los invitados, todos con mascarilla reglamentaria, contemplan alegres cómo la homenajeada sopla las velitas sobre el delicioso pastel que van a saborear. Pues eso, demos la bienvenida a la nueva normalidad, pero si puede regirse con sentido común, mejor.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Dos microrrelatos aumentados

En su extraordinaria intervención en el pasado taller de crítica y creación literarias, Leticia Bustamante nos dio una lección sobre los diferentes tipos de microrrelatos aumentados, entre los cuales se hallaban los inspirados por/ complementados por/ ininiteligibles sin/  una imagen.

Sesiones como aquella te amplían enormemente los horizontes, y aprendes que el microrrelato puede surgir de donde menos te lo esperas. Confieso que no he practicado demasiado tal tipo de narración aumentada, pero a veces recuerdo esta amplitud de posibilidades y me veo inclinado a proponer un minitexto asociado a una imagen. Valga este modesto ensayo en el subgénero como iniciación sin la menor pretensión,  salvo la de contar con la benevolencia de mis sufridos lectores.

El primero debe su inspiración a la campaña primavera-verano de Cortefiel.

¿Y DESPUÉS?



–Bueno, preciosa, y después, ¿qué te apetece hacer? [Con la pasta que me llevo gastando, a ver si consigo llevármela al huerto].

–Ay, no sé, la noche e…

¿Cuánto cuesta el procés del procés?

¿Cuánto nos cuesta el procés del procés? Jueces de alto nivel y altos sueldos, fiscales, abogados del Estado, secretarios, ujieres, policías, funcionarios de prisiones, prisiones, transportes, y muchos otros gastos que no quiero ni imaginar. Que doce dirigentes catalanes hayan (presuntamente) incurrido en rebelión, o sedición, nos cuesta a los contribuyentes millones de euros, que, valga el tópico, darían más fruto en áreas como alimentación, vivienda, sanidad o educación.

Pero lo más caro de este juicio no es necesariamente lo económico. Su marcada teatralidad parece servir para difundir la causa independentista dentro y fuera de nuestras fronteras, para cuestionar la justicia española, y animar a que los tribunales europeos la sigan humillando.

Imaginemos que, al concluir, los encausados recibieran las condenas que probablemente merezcan. ¿Las cumplirán, o acaso un magnánimo gobierno abierto al diálogo les acabará indultando? Incluso en este supuesto, la condena merecida no habrá he…

Mi Greene en RTVE, El País, The Times, Daily Mail...

Esta semana quiero compartir con vosotros mi satisfacción por la publicidad nacional e internacional que acaba de recibir mi libro sobre los viajes de Graham Greene por España. Ha merecido toda una página en El País (13 mayo), otra en The Times, Daily Mail y Daily Mirror (14 mayo) y un minuto en el telediario de La 1 de RTVE (14 mayo). A esto hay que añadir lo que se publicó unas semanas atrás, que relacioné en esta entrada.

Espero no aburriros, queridos amigos, lectores y voyeurs, con estos recuentos periódicos, pero por favor entended que este libro me ha llevado siete años de trabajo, así que es lógico que me alegre de que tenga cierta repercusión. Además, por si no lo sabíais (o no habíais leído mi entrada sobre la enfermedad del escritor), el autor en posparto es una criatura sumamente delicada que requiere de todo vuestro cariño y comprensión.

Así que, si queréis ejercitar estas virtudes, me presto voluntario.


ESTOS SON LOS ÚLTIMOS ENLACES

Telediario 14/5/2020, 21:00, La 1, RTVE “G…