SALUDOS, LECTORES...

SALUDOS, AMIGOS, LECTORES Y VOYEURS, Y BIENVENIDOS A ESTE BLOG.


SI QUIERES ECHAR UN VISTAZO A MIS LIBROS, HAZ CLIC AQUÍ,

O VISITA MI PÁGINA WEB: www.carlosvillarflor.com


domingo, 9 de diciembre de 2018

Presentamos Fábula 43

Imagen de portada, a falta del título

A estas alturas del calendario, hace veintitrés años, el primer equipo de la revista literaria Fábula empezaba a preparar el número 1, que se presentó en febrero de 1996. Lo recuerdo con nitidez, pero me espanta considerar que ha transcurrido (casi) media vida. En todo este tiempo hemos cambiado más de una vez de estilo y de diseño, han tirado del carro (en mayor o menor medida) un puñado de entusiastas que también han ido evolucionando, desapareciendo y reapareciendo. Pero lo que siempre se ha mantenido es la voluntad de sacar adelante una publicación que diera oportunidades, en la que primara la calidad literaria antes que el nombre, los lazos o la oportunidad.

Pues bien, estamos ante otro punto de inflexión memorable. Esta semana que empieza, Fábula se viste de largo y presenta un número 43 con propósito de dar un notable giro estético que propicie una mayor difusión y alcance. Además de novedades como la incorporación de viñetas de motivos literarios, ilustraciones originales, o foto-reportajes a color, este número cuenta con colaboraciones de Luis García Montero, Fernando Aramburu, José Luis Morante, Josu Moracho y una entrevista a Espido Freire. Nombres ilustres que han querido compartir páginas con autores también meritorios pero más desconocidos por el público lector.

Esta primera presentación será en Logroño, el martes 11 de diciembre a las 20:00 horas en el Centro Cultural Ibercaja (c/ Portales, 48), y la madrina será Carme Riera, escritora consagrada y académica de la RAE (letra "n"), quien hablará de "La aventura de escribir". La entrada es, como siempre, libre.

Podéis haceros una idea de la nueva revista a través de la también nueva página web (www.revistafabula.com). Aquí también podéis seguir el enlace para la suscripción anual, que, además de permitiros recibir puntualmente la revista en casa (y colaborar con esta noble causa, claro), os guarda alguna sorpresa ventajosa.

¿Nos vemos el martes? Espero que sí.


domingo, 2 de diciembre de 2018

DISIDENTE

Hace unos días se cumplió el segundo aniversario de la muerte de Fidel Castro, ese héroe de la revolución. A su vez unos días antes nuestro presidente Sánchez, que no se arredra ante los dictadores muertos, acudió a Cuba a estrechar la mano de uno vivo. Pues bien, me uno a tantas efemérides publicando en primicia un microrrelato sobre una pareja que se tuvo que marchar de un país parecido.




DISIDENTE

–Torcuato, m’hijo, baja ya de una vez, que el taxi espera.
          La esposa de Torcuato tenía el hígado en combustión. Esto era insoportable, inaguantable, sí señor. Llevaban meses esperando este evento. El sufrimiento de toda una vida se iba a ver, si no compensado, al menos reconocido. Acudiría una notable representación de la prensa (exceptuando a los de siempre), miembros del gobierno español, los anfitriones, decenas de invitados… Ella estrenaba vestido nuevo por primera vez en años. Pero el comemierda de su marido seguía sin bajar.
          Volvió a apretar el timbre, sin obtener respuesta. Torcuato había pasado muy mala noche, le había dicho, y había amanecido con el moño virao. Apenas había dormido, y en sus escasas cabezadas le habían asaltado las duchas frías, las rejas, las palizas, los ataques epilépticos... Nada nuevo, pero hoy había que tirar p’alante y poner buena cara. Hoy era su momento de triunfo, después de tanta tortura y tanto dolor. Y había que estar allí.
          La esposa del disidente volvió a respirar fuego y se planteó subir andando hasta el cuarto piso y arrastrarle escaleras abajo al taxi. Pero si subía no respondía de lo que podía pasar. Suspiró hasta lo más hondo de su diafragma y volvió a apretar el pulsador desesperadamente.
          – Torcuato, me cago en la mierda. ¡Cómo no bajes…! 
          Pero no acabó. La esposa del disidente había soportado opresión, pobreza, clandestinidad, cárcel, policía secreta, violaciones de derechos… Había gastado la flor de su juventud esperándole, y, contra todo pronóstico, le había sido fiel. Pero esto, esto, esto no había cristiano que lo aguantara.



foto de Denny Müller, en Unsplash

 

domingo, 25 de noviembre de 2018

Encuentros poéticos (subvencionados)

Tres poemas cortos sobre el acto de escribir poesía. El tercero es el que más gracia me hace (lo que no significa que le haga gracia a alguien más...)



OTRA DISOLUCIÓN

A veces un poema depende tan solo
de levantarse presto de la cama
y sacarlo de la cabeza a tiempo.
Modesto parto. Breve gestación.
Abortarlo es tan fácil
como cerrar los ojos, dar media vuelta,
y dejar que se disuelva en la memoria
entre la confusa maraña de los sueños.





Foto CVF





MÁS RENUNCIAS


Qué a gusto se hace poesía
cuando el presunto vate ha renunciado
a que le dediquen siquiera una nota
en la revista de su antiguo instituto.





ENCUENTROS POÉTICOS (SUBVENCIONADOS)


Permíteme, Gustavo amigo,
que esta vez te contradiga.
           Podrá no haber poesía, pero siempre
habrá poetas.