Ir al contenido principal

La poesía completa de Miguel d'Ors


Desde hace algún tiempo la editorial Renacimiento, un referente indiscutible de la poesía en castellano, viene publicando cuidadas ediciones de obras completas de poetas consagrados (o no tanto) que suponen una especie de punto y aparte en las trayectorias de los respectivos autores. Esta vez le ha llegado el turno a Miguel d’Ors, tras cincuenta años de creación poética que le ha encumbrado como maestro del verso y le ha ganado millones de lectores, un puñado de imitadores, y (que de todo hay en la viña del Señor) uno o dos críticos.

Yo, aunque me cuento entre el primer colectivo, me confieso incapaz de analizar en estas pocas líneas la trayectoria de este maestro a lo largo de medio siglo y de más de mil poemas, desde el primerizo poemario Del amor, del olvido (1972), pasando por libros de coleccionista como Canciones, oraciones, panfletos, impoemas, epigramas y ripios…(1990),  hasta el más reciente, Manzanas robadas (2017). Por eso (además de que el sueldo de reseñador es realmente bajo, créanme), me limitaré aquí a una somera visión de conjunto de esta valiosa recopilación.

Es destacable que este volumen recoge toda la obra publicada de Miguel d’Ors, quien nos confiesa en el suculento prólogo que ha optado por la completa inclusión de todo su material sin caer en la tentación de retocar, maquillar o directamente repudiar su obra de juventud. Lo justifica con la convicción de que, cuando un poeta ha llegado a ese punto en el que los entendidos han reconocido su valía, “sus páginas inmaduras adquieren no diré un valor pero sí un interés, aunque sea meramente documental, como atisbos de las más conseguidas, peldaños en la ruta que llevaba a ellas o un humus necesario para su eclosión”. En efecto, esta recopilación permite observar la evolución del joven poeta que juega a fingir (pessoaticamente) que está enamorado y vibra sopesando los recursos expresivos que se abren ante su pluma, hasta el poeta maduro que se consuela recreando fogonazos del pasado en los que vislumbró una efímera ráfaga de belleza o felicidad.

Por esta voluntad de integridad, los poemas no han sido retocados, salvo las esperables correcciones de erratas, unificación de criterios tipográficos, o actualización ortográfica. Otra justificación de este proceso de canonización poética que d’Ors ha llevado a cabo en la presente edición es la de protegerse ante una abusiva proliferación de versiones un tanto apócrifas de sus poemas por las redes sociales. Es lógico que un poeta tan cuidadoso en la selección verbal, musical y prosódica de cada verso se revuelva ante torpes reproducciones piratas que cambian “tomillo” por “tornillo”, o “gatos” por “galgos”.

Además de afianzar la forma canónica de su poesía para la posteridad, este volumen de casi 700 páginas incluye tres valiosos índices: uno general, que ilustra la disposición en orden inverso de la antología, desde el poemario más moderno al más antiguo; otro índice de títulos y primeros versos, que facilita la localización y referencia; y un tercero (más original tratándose de poesía) de nombres propios y topónimos, que nos da idea de la cantidad de personajes públicos, históricos, culturales, familiares, etc. que han inspirado versos de d’Ors (desde Superman a Rodríguez Zapatero, pasando por Borges o Blancanieves), a la vez que también ayuda al estudioso o lector de d’Ors a recalar en su cartografía de ambientes, reales, imaginarios o soñados: sus recreaciones de Granada o Pontevedra, sus recurrentes lugares amenos en Paraños, Monte de Tomba, Poyo, Cotobade o Zuriza, sin desdeñar alguna incursión por Wyoming (aunque nunca haya estado en Cheyenne, según confiesa).

A lo largo de este recorrido fascinante a través de unos mil cien poemas el lector accede a la obra completa de este autor que tiene mucho de poeta de la experiencia, pero también bastante de experimental (aunque no lo parezca), de polifacético –temática y estilísticamente–, de humorístico y, ¿por qué no? de místico. Por supuesto que ediciones como esta facilitan el camino a los estudiosos, doctorandos e investigadores de la obra migueldorsiana, que los habrá, pues la crítica académica es más aburrida pero más perdurable. Sí. Pero por encima de todo lo demás, el gran regalo de esta edición de Renacimiento es, sencillamente, que te permite tener en la mano, juntos pero no revueltos, cincuenta años de Miguel d’Ors. Ahí es nada.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Dos microrrelatos aumentados

En su extraordinaria intervención en el pasado taller de crítica y creación literarias, Leticia Bustamante nos dio una lección sobre los diferentes tipos de microrrelatos aumentados, entre los cuales se hallaban los inspirados por/ complementados por/ ininiteligibles sin/  una imagen.

Sesiones como aquella te amplían enormemente los horizontes, y aprendes que el microrrelato puede surgir de donde menos te lo esperas. Confieso que no he practicado demasiado tal tipo de narración aumentada, pero a veces recuerdo esta amplitud de posibilidades y me veo inclinado a proponer un minitexto asociado a una imagen. Valga este modesto ensayo en el subgénero como iniciación sin la menor pretensión,  salvo la de contar con la benevolencia de mis sufridos lectores.

El primero debe su inspiración a la campaña primavera-verano de Cortefiel.

¿Y DESPUÉS?



–Bueno, preciosa, y después, ¿qué te apetece hacer? [Con la pasta que me llevo gastando, a ver si consigo llevármela al huerto].

–Ay, no sé, la noche e…

¿Cuánto cuesta el procés del procés?

¿Cuánto nos cuesta el procés del procés?  Jueces de alto nivel y altos sueldos, fiscales, abogados del Estado, secretarios, ujieres, policías, funcionarios de prisiones, prisiones , transportes, y muchos otros gastos que no quiero ni imaginar. Que doce dirigentes catalanes hayan (presuntamente) incurrido en rebelión, o sedición, nos cuesta a los contribuyentes millones de euros, que, valga el tópico, darían más fruto en áreas como alimentación, vivienda, sanidad o educación.

Pero lo más caro de este juicio no es necesariamente lo económico. Su marcada teatralidad parece servir para difundir la causa independentista dentro y fuera de nuestras fronteras , para cuestionar la justicia española, y animar a que los tribunales europeos nos sigan humillando.

Imaginemos que, al concluir, los encausados recibieran las condenas que probablemente merezcan. ¿Las cumplirán, o acaso un magnánimo gobierno abierto al diálogo les acabará indultando? Incluso en este supuesto, la condena merecida no habr…

REINA ROJA, de Gómez-Jurado

Acabo de terminar Reina roja, última novela de Juan Gómez-Jurado, uno de nuestros superventas más consolidados. Es lo primero suyo que he leído, y confieso que me ha atrapado de principio a final. Esto puede parecer un elogio un tanto tópico, pero declaro que para mí resulta cada vez más infrecuente.

La novela trata de la investigación parapolicial de una desigual pareja formada por Jon Gutiérrez, inspector caído en desgracia, y Antonia Scott, una superdotada y superatormentada. Ambos han sido reclutados para prestar servicio en un cuerpo secreto que investiga los crímenes más delicados o inquietantes.

La novela se compone de una serie de fórmulas narrativas que funcionan. Los protagonistas, a pesar de ser tan discordantes, tienen su química: ella es una friki hipervulnerable y él es un poli bueno corpulento, vasco practicante, y gay fuera del armario. La historia de secuestros y chantajes está bien hilada; las descripciones son detalladas y con una cinética precisa y gráfica; el tono e…