Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

UNA LIMOSNITA PA'L iPAD

En mi novela Mientras ella sea clara aparece un episodio en el que Míchum, uno de los protagonistas, auxilia a un indigente que dice ser un trabajador venido de lejos al que habían prometido un empleo inexistente. La historia está basada en una anécdota que protagonizamos mi amigo Fernando y yo hace unos años con nuestro propio “Cipri”. Es posible que pecáramos de pardillos (yo le invité a cenar y él le regaló ropa seca), pero a veces en la duda es mejor esto que lo contrario.
           Soy consciente de que la mendicidad urbana está regulada por mafias, y que en la mayoría de los casos lo peor que puedes hacer es dar dinero al que te pide. Hace tiempo que dejé de preocuparme por la portuguesa del pañuelo cuyo marido desayunaba a diario en un hotel caro con la recaudación del día anterior, o por el mendigo de la parroquia vecina que se comunica con su jefe por móvil de última generación. El problema está en las excepciones que puedan confirmar la regla. Es muy duro sostener la vista…