SALUDOS, LECTORES...

Saludos, amigos, lectores y voyeurs, y bienvenidos a este blog.

Si quieres echar un vistazo a mis libros, haz clic aquí.

domingo, 15 de marzo de 2015

FAUNA URBANA (2): MOVILADICTO

Desde que se inventó el smartphone no hay esperas aburridas en la parada del autobús o en la consulta del medico, ni viajes tediosos, ni se sufre en las conferencias de obligada asistencia, ni en las clases tostón. Los parlamentarios sestean menos en sus escaños, y en las reuniones de trabajo los voceros vocean menos. Podría decirse que todo son ventajas…

by CVF
¿Todo? Bueno, nuestro espécimen de hoy se caracteriza porque, además de llevar el bendito aparato en todos los ambientes arriba descritos, resulta incapaz de apagarlo cuando la prudencia podría así aconsejarlo. Puede estar presenciando un espectáculo por el que ha pagado una entrada no barata y, en el punto más álgido, dedicarse a contestar al wassap entrante o testificar por Facebook que le “gusta” la última monada de sus colegas. Igualmente puede hacer lo propio en medio de una clase interesante, durante la homilía del funeral de su tío, en la cena de los treinta años de su promoción. Se da incluso la posibilidad de que dos amigos se digan todo por Messenger y, cuando se ven en persona, se remitan a la información allí contenida.

En fin, como en el caso de nuestro “Sacudefelpudos” (y sin que sirva de precedente, ¿eh?), esta especie también puede inspirar poesía y arte. He aquí una muestra:


LA JOVEN DEL SMART-PHONE

Sentada bajo urbana marquesina,
cruzadas esas piernas transitivas,
pulgares en furioso movimiento,
el autobús esperas sin urgencia.
Ignoras las miradas dedicadas
por tus hordas admiradas de devotos
–si fuera yo un ulises navegante
tendría que amarrarme bien al mástil
para no sucumbir–. Pero tú sigues
ajena a distracciones, perseveras,
no hay nada en esta hora que te aparte
de lo que reverbera en tu pantalla.
Y tras tu eternidad de vigilancia
sobre otros mundos que no son el tuyo,
y antes de que el ómnibus te lleve
y salgas para siempre de mi vista,
consumas tu labor,
marcas: “Me gusta”.

domingo, 1 de marzo de 2015

FAUNA URBANA (1): SACUDEFELPUDOS


 Estreno hoy una nueva serie, que titularé "Fauna urbana", unas descripciones costumbristas de tipos que tú y yo hemos visto más de una vez.


SACUDEFELPUDOS
O no tiene aspirador, o no lo sabe usar. Sus brazos suelen ser musculosos, y con la actividad que le da nombre se ahorra una fortuna en gimnasios. El atuendo es, si no preceptivo, sí característico: en la hembra, la bata florida; en el macho, una impecable canottiera ocean con marcas bajo la axila.

Es un animal más bien matutino, y se deja llevar por un instinto de pulcritud mal entendido. Una de las horas favoritas en que se manifiesta es la de entrada en los colegios, para hacer así partícipes a los infantes de su peculiar cosmovisión. No le arredra que haya peatones bajo sus fecundos felpudos, manteles, esterillas, escobones y demás, ni que aquellos sean escolares.

La variante más salvaje de este espécimen puede llegar a tirar colillas al respetable. En estos casos, hay pocas posibilidades de que el individuo sea recuperable para el género humano.





A pesar de lo dicho, esta especie ha llegado a inspirar algún que otro verso de poetas aficionados. como este que paso a transcribir.

by CVF
 
PLATÓNICO

Mientras tú, denodada e implacable
gustas de coronar mi testa a ti sujeta
de inexplicables motas y miasmas
mientras a ritmo matutino azotas
tu más que nunca ubérrimo felpudo,
         yo, extasiado en el asfalto
bajo tu balcón, aún te amo.




(Más relinchos de luciérnagas)